Phone / Telf: +34 685 81 13 03 | +34 691 84 38 52

Pasos para comprar una propiedad en España

Debe estar bien informado sobre el proceso para evitar posibles riesgos. Aquí encontrará una descripción de 8 pasos importantes del proceso legal que son esenciales al comprar una propiedad en España.

1. La elección correcta
Hay miles de propiedades en venta en España.
Asegúrese de que está comprando la correcta, en el área correcta.
No se deje tentar por las vistas si necesita estar cerca de una escuela.
No elija una propiedad un poco más hacia el interior si no tiene un automóvil.
También debe considerar la opción fuera de plano o de reventa. Sin embargo, comprar una propiedad de reventa puede ser más seguro ya que no hay sorpresas. La propiedad tendrá un historial y es probable que los problemas ya se hayan resuelto.
Hay muchas cosas a considerar al seleccionar una propiedad. Éstos son sólo algunas de ellas:
• Proximidad a servicios locales / escuelas / hospitales.
• Proximidad al transporte público.
• Posible contaminación acústica: mayor en los meses de verano cuando se encuentra cerca de áreas turísticas / hoteles
• Acceso a la playa
• Acceso por carretera
• Nueva propiedad o reventa
• Impuestos locales
Esta lista no es concluyente, pero sí le da una idea de las cosas a tener en cuenta.
No se olvide, lo que necesita ahora puede ser diferente dentro de unos años. Puede que no tenga hijos hoy, pero ¿planea tenerlos pronto? Es probable que esta sea una de las mayores inversiones que realice. ¡Asegúrese de que sea la correcta!

2. Asesoramiento legal
No intente comprar una propiedad sin representación legal, a menos que sea un abogado de propiedad. El proceso es complejo y podría olvidar algo importante, o peor, cometer errores costosos. Nuestro consejo: acuda a un representante legal y verifique todo el proceso de documentos.

Un buen abogado debe:
• Comprobar el estado legal de la propiedad.
• Explicar el proceso y cualquier costo asociado.
• Estar disponible en cualquier momento para responder preguntas y ofrecer consejos.
• Asegurarse de que la propiedad esté libre de deudas y cargos.
• Asegurarse de que los servicios y suministros estén al día.
• Comprobar el estado de uso de la propiedad.
• Asegúrese de que haya suficiente permiso de planificación en el lugar si pretende ampliar o modificar la propiedad.

3. Reserva de propiedad; contrato privado.
Por lo general, tendrá que pagar un depósito de reserva en este momento y firmar un contrato de oferta y depósito, a fin de eliminar la propiedad del mercado y permitirle a usted o a su abogado tiempo para realizar las comprobaciones necesarias sin el riesgo de que alguien más la compre. Este depósito suele ser de unos 6.000 € y es reembolsable.

Una vez que haya obtenido la aprobación del abogado para proceder con la compra, deberá firmar un contrato privado. Aunque este contrato no está registrado en ningún registro oficial, se considera vinculante y debe asegurarse de leerlo completamente antes de firmarlo.

En el momento de la firma, se le pedirá que pague un depósito, generalmente el 10% del precio de compra, pero puede ser más. Si posteriormente se retira del acuerdo, es probable que pierda el depósito, así que asegúrese de leerlo bien antes de firmar. Si el vendedor se retira después de que se haya pagado el depósito, usted tiene derecho a reclamar el doble del monto del depósito en compensación, a menos que se indique lo contrario en el contrato.

4. Obtener el NIE y abrir cuenta bancaria española.
El NIE (“Número de Identificación de Extranjeros”) indica que usted está registrado ante las autoridades españolas. Es necesario para que pueda comprar una propiedad en España.
Obtener un NIE es un proceso relativamente simple que generalmente requiere solo una visita a la “Oficina de Extranjeros”. Con el NIE podrá abrir una cuenta en cualquier banco de España, lo cual le facilitará la transferencia bancaria y el pago de su propiedad.

5. Título de escritura
La firma del título de escritura debe hacerse frente a un notario en la oficina del notario. En esta etapa, también pagará el importe pendiente y recibirá las llaves de su nueva vivienda.
Recibirá una copia del documento en esta etapa, conocida como «Copia Simple». Si ha solicitado una hipoteca sobre la propiedad, entonces el banco conservará el documento original hasta el momento en que se liquide el préstamo.

6. Registro de la propiedad.
Una vez firmado el título de la escritura, sus datos se guardarán en el Registro de la Propiedad. En este punto, las empresas de servicios públicos deben ser informadas del cambio de titularidad.

7. Pagar honorarios e impuestos legales
Para el comprador: impuesto de transferencia (“Transmisiones Patrimoniales”) e impuesto de timbre (“Impuesto de actos jurídicos documentados”).
Si el vendedor es un individuo, el comprador paga un impuesto de transferencia. Este impuesto varía entre el 6% y el 10% del precio de compra, dependiendo de la región de España. Algunas regiones, como Andalucía, tienen un impuesto de transferencia progresivo, donde el porcentaje aumenta según el precio. Si se trata de una tienda (local comercial) o de un espacio de estacionamiento que se vende solo, el impuesto de transferencia será superior al 10%. Si el vendedor es un promotor inmobiliario y el edificio o terreno en el que se construirá representa una transferencia por primera vez, entonces el comprador paga el impuesto sobre el IVA, lo que significa un 10% para la vivienda, o 21% en caso contrario.
Para las viviendas, también debe pagar un impuesto de timbre. El impuesto de timbre también varía según la región: entre 0.75% y 1.5%.
Deberá pagar sus honorarios legales en este momento. Estos a menudo se incluyen en el precio cotizado de la propiedad, pero debe solicitar un recibo detallado para que sepa exactamente qué está pagando y para qué.
Deberá recibir facturas originales de los honorarios notariales y los impuestos que haya pagado. Guarde todos estos documentos, facturas y recibos.
Es importante asegurarse de que se pagan sus impuestos a la propiedad. La cantidad que pague dependerá de muchos factores, uno de ellos es si usted es un residente español. Tanto los residentes como los no residentes son responsables del IBI (impuesto municipal). Sin embargo, los no residentes también deben pagar el impuesto sobre la renta imputado en España. Este suele ser del 2% del valor catastral de la propiedad.
Si tiene la intención de alquilar su propiedad, también será responsable del «Impuesto de la renta de no residentes». Este es un impuesto basado en los ingresos que recibe del alquiler de la propiedad.

8. ¡Día de la mudanza!
¡Felicidades! El proceso se ha completado y finalmente es el propietario de la casa de sus sueños

Share This